Quién

María, Marta y Javier, 8, 4 y 3 años de edad respectivamente, hijos de Jose Martí y Mangeles Ros, arquitectos socios de ERRE arquitectura. Son ellos en realidad los artífices de esta casa. Son el motivo por el que este Proyecto se convierte en realidad. Sus padres buscaban para ellos crear un espacio que les permitiera crecer, desarrollarse, aprender, evolucionar, VIVIR al fin y al cabo.

Para un arquitecto siempre es complicado hacerse su casa propia, imagínense para una pareja… Lo tuvimos claro desde el principio, era una oportunidad para apostar en lo que creíamos: la sencillez.

Por qué

Teníamos una vivienda anterior, pero se nos quedó pequeña al nacer nuestro tercer hijo. No queríamos movernos de barrio, vivíamos en el segundo ensanche de Valencia y nos resultaba muy cómodo. Nuestro estudio está aquí también, al igual que el colegio de nuestros hijos. Buscamos un piso más grande que el anterior pero que también tuviese terraza. Lo encontramos. Estaba destrozado. Pero lógicamente eso no fue un inconveniente, sino más bien, todo lo contrario.

00211_011

Cómo

Creamos un espacio neutro en el que solo le dimos protagonismo al pavimento. Buscamos un material que por sus características nos permitiera usarlo en todas las estancias interiores y también en los espacios exteriores. Nos decidimos por la madera de IPE, tenía fuerza y carácter. El espacio comenzó a fluir. Tiramos los cerramientos de tres pequeños patios interiores, y los sustituimos por vidrio de suelo a techo. La luz natural empezó a colarse en el interior de la vivienda, y con ella, la vida. Dedicamos el máximo de metros posible a la zona de día. Una estantería separa la cocina del estar. Dos grandes puertas correderas aparecen y desaparecen según la necesidad del momento. El mobiliario termina de definir el espacio. Este cambia, como nosotros, se mueve. Sustituimos la fachada trasera por una pared de vidrio. Nos apropiamos visualmente del patio de manzana. El espacio se multiplicó.

esquema-ensanche

El reto era conectar el interior con el exterior. Diluir los límites entre dentro y fuera. Queríamos vivir en la ciudad, en el centro, pero no queríamos renunciar a disfrutar de nuestro clima. Transformamos un piso en el ensanche en una vivienda unifamiliar.

Planta

Qué

Queríamos hacer una vivienda funcional, cómoda para vivir, que posibilitara el desarrollo de nuestra familia, y se adaptara a las diferentes necesidades de cada momento. Queríamos dar protagonismo a la luz natural. Un espacio continúo. Una vivienda fácil, confortable, en la que poder vivir a gusto.

Ficha Técnica

ObraVivienda Propia
LocalizaciónEnsanche de Valencia
Fecha2010
ClienteJose Martí, M. Ángeles Ros
ConstructorERRE Arquitectura
Superficie ConstruidaVivienda: 206m2
Terraza: 300m2
FotografíaDavid Frutos